Farmacia italiana online: acquisto cialis in Italia e Roma senza ricetta.

Nm136-05-expe.pmd

C Ferrer Olmedo, et al.
ONTRIBUCIÓN O Rivastigmina en pacientes con Parkinson y trastornos cognitivos
enfermedad de Parkinson y trastornos cognitivos
Experience with the use of rivastigmine in patients with Parkinson’s disease and cognitive
disorders
Ferrer Olmedo,*,† Soto María Cristina,* Ferrer Yenny,‡ Ferrer Arelis,‡ Ferrer Yuseppi,¶ Hernández Armando,* Pachano Freddy,¶ Muñoz-Cabas Diego,¶ Noguera Omaira¶ * Servicio de Neurología. Hospital Universitario de Maracaibo. Maracaibo Venezuela.
† Instituto de Investigaciones Biológicas, Facultad de Medicina, Universidad del Zulia. Venezuela.
‡ Departamento de Salud Publica integral, Facultad de Medicina. Universidad del Zulia. Venezuela.
§ Departamento de Sistema de Atención Odontológica, Facultad de Odontología Universidad del Zulia. Venezuela.
|| Departamento de Neurología. Hospital “Dr. Pedro García Clara” Ciudad Ojeda, Venezuela.
¶ Escuela de Medicina, Facultad de Medicina. Universidad del Zulia. Venezuela.
INTRODUCCIÓN: La enfermedad de Parkinson es un trastorno degenerativo del sistema nervioso central, con una prevalencia
aproximada de 1% en personas mayores de 65 años y ligeramente más frecuente en hombres que en mujeres y en raza blancamayor que en las otras.
OBJETIVO: Determinar la efectividad de la rivastigmina en los trastornos cognitivos de pacientes con enfermedad de Parkinson.
MÉTODOS: Estudio descriptivo basado en la experiencia clínica en una muestra de 36 pacientes con enfermedad de Parkinson
que asisten a la consulta de neurología del Hospital Universitario de Maracaibo, Venezuela, durante el periodo enero-junio de2010; divididos en dos grupos, el primero conformado por 18 pacientes tratados con rivastigmina en parches de 10 cm2 durante24 semanas y, el segundo, 18 pacientes a quienes se les administró una tableta vitamínica. Se les aplicó el Mini-Mental StateExamination (MMSE) o escala de Folstein antes y después del procedimiento.
RESULTADOS: La distribución en cuanto a edad, sexo, tiempo de evolución de la enfermedad, puntuación en MMSE y UPDRS-
III fueron estadísticamente similares. Inicialmente el MM fue inferior de 24 puntos, lo que señala alteración cognitiva grave omoderada en los pacientes evaluados en ambos grupos. Se observó que la edad promedio, tiempo de evolución de la enferme-dad y puntuación total UPDRS-III fueron estadísticamente similares en los dos grupos de pacientes; al final del estudio en lostratados con rivastigmina. Al comparar el resultado del MMSE al final del estudio, los tratados con rivastigmina mostraron mayorpromedio en la puntuación de la orientación, concentración y cálculo y, memoria, con diferencias estadísticamente significativas(p < 0.01, p < 0.001, p < 0.0004; respectivamente).
CONCLUSIÓN: La rivastigmina transdérmica es una alternativa útil en el manejo de los trastornos cognitivos del paciente con
enfermedad de Parkinson. Debido a que este es un estudio descriptivo, sus resultados deben ser interpretados con precaución.
Palabras clave: Enfermedad de Parkinson, trastornos cognitivos, rivastigmina.
ABSTRACT
INTRODUCTION: Parkinson’s disease is a degenerative disorder of the central nervous system with a prevalence of approximately
1% in people over 65 years and slightly more common in men than in women and in Caucasians than in the other.
OBJECTIVE: To determine the effectiveness of rivastigmine of cognitive disorders in patients with Parkinson’s disease.
Correspondencia: Diego Muñoz Cabas.
Artículo recibido: Agosto 21, 2013. Calle 67 con Av. 16, Maracaibo, Venezuela.
Artículo aceptado: Septiembre 20, 2013. Correo electrónico: Diego_smc77@hotmail.com Rev Mex Neuroci Noviembre-Diciembre, 2013; 14(6): 328-334
Ferrer Olmedo, et al. Rivastigmina en pacientes con Parkinson y trastornos cognitivos METHODS: Descriptive study based on clinical experience in a sample of 36 patients with Parkinson’s disease attending the
Neurology Clinic of the University Hospital of Maracaibo, Venezuela, during the period January to June 2010, divided into twogroups, the first consisting of 18 patients treated with rivastigmine in patches of 10 cm2 for 24 weeks, and the second, 18 patientswho were given a vitamin tablet. They were administered the MMSE or Folstein Scale (MMSE) before and after the procedure.
RESULTS: The distribution in terms of age, sex, duration of disease, MMSE score (MM) and the UPDRS-III were statistically
similar. Initially the MM was less than 24 points, indicating moderate or severe cognitive impairment in patients evaluated in bothgroups. It was noted that mean age, the duration of disease and UPDRS-III total score were statistically similar in the 2 groups ofpatients at study in patients treated with rivastigmine. When comparing the results of the MMSE at the end of the study, patientstreated with rivastigmine showed higher mean score orientation, concentration and calculation and memory, with statisticallysignificant differences (p < 0.01, p < 0.01 and p < 0.0004).
CONCLUSION: That transdermal rivastigmine is a useful alternative in the management of cognitive disorders of patients with
Parkinson’s disease. Because this is a descriptive study, these results should be interpreted with caution.
Key words: Cognitive disorders, Parkinson’s disease, rivastigmine.
INTRODUCCIÓN
Son dos las enzimas que degradan la acetilcolina en el cerebro humano: la acetilcolinesterasa (ACE) y la a enfermedad de Parkinson (EP) es un trastorno butirilcolinesterasa (BCE). Existen evidencias de que la activi- degenerativo del sistema nervioso central (SNC), ca- dad de la ACE decae con la pérdida de neuronas corticales, lo racterizada por trastornos motores, pero que cursa ade- que produce incremento de la BCE, por lo que un inhibidor de más con disautonomía, trastornos del sueño y alteraciones la ACE y BCE es ventajoso para el tratamiento y prevención cognitivas.1-5 Estos trastornos pueden presentarse en grado variable. En algunos pacientes se han reportado trastornos Existen diferentes fármacos utilizados para tratar el déficit cognitivos específicos mientras que en otros la presencia de un cognitivo de entidades neurodegenerativas, con la enferme- deterioro más generalizado reporta un cuadro demencial. Por dad de Alzheimer como el paradigma clásico.13 Entre estos tanto, la demencia o el deterioro irreversible de las funciones fármacos se encuentra la rivastigmina, un colinérgico intelectuales, incluyendo memoria, cognición y percepción, se inhibidor de la acetilcolinesterasa que aumenta las concen- observan en aproximadamente 30% de los pacientes con EP.5,6 traciones del neurotransmisor acetilcolina en diversas regio- Por otro lado, las bases fisiopatológicas de la demencia en EP nes cerebrales.14-16 La rivastigmina se encuentra en el grupo son controvertidas. Diversas líneas de evidencia sugieren que las de los “carbamatos anticolinérgicos”, con una relación quími- deficiencias dopaminérgicas contribuyen al deterioro intelectual, ca cercana con la neostigmina. La principal diferencia de la sin embargo, en algunos casos se encuentra que la pérdida rivastigmina es que es una amina terciaria y no una sal de dopaminérgica se acompaña de deficiencias colinérgicas y de amonio como las otras. Si bien se la conoce como un inhibidor otros neurotransmisores, lo que refleja anormalidades reversible de la colinesterasa, se utiliza mucho más el término neuroquímicas que explican los trastornos intelectuales.7,8 pseudo reversible, ya que sus efectos se mantiene mucho Varios estudios demuestran la importancia de las altera- más tiempo que lo que se mantiene el medicamento en plas- ciones cognitivas en los pacientes con EP. Cassinelli, et al.
(2004), expresaron la relación que existe entre los síntomas McKeith, et al. (2000) realizaron un estudio doble ciego, motores y deterioro cognitivo asociado a EP, en una muestra aleatorizado y controlado con placebo en 14 pacientes con de 50 pacientes a quienes se evaluó su función mental y mo- EP y deterioro cognitivo. Se utilizó la escala mini-mental state tora. Los resultados demostraron una clara disminución de examination (MMSE) de Folstein, la escala subjetiva de dete- las funciones cognitivas paralelas con los síntomas motores, rioro basada en información del cuidador (CIBIC+) y la eva- concluyendo que los pacientes presentaban un deterioro motor luación motora mediante subescala motora de UPDRS (del y cognitivo en el cual cada variable parece tener alta inglés: Unified Parkinson’s Disease Rating Scale), el perio- do de seguimiento alcanzó las diez semanas. Se obtuvo La evidencia actual sugiere que el rendimiento cognitivo mejoría de 2.1 puntos en MMSE en el grupo estudio, versus 0.3 en pacientes con EP disminuye progresivamente con la edad, puntos en el grupo placebo, mientras el puntaje en escala CIBIC+ aunque el declinar de estas funciones es mayor que en suje- fue de 3.3 en grupo tratado contra 4.1 puntos en grupo placebo, tos sin la enfermedad.10,11 De igual forma, se ha señalado que no hubo deterioro motor según escala UPDRS. En cuanto a los esta entidad es multifactorial e involucra un proceso efectos adversos de la rivastigmina en estos pacientes los más neurodegenerativo a múltiples poblaciones de neuronas frecuentes fueron náuseas, vómitos y temblor.17 colinérgicas de regiones corticales y subcorticales, cuya mag- De igual forma, Wesnes, et al. (2005), en un estudio doble nitud se correlacionaría con la gravedad de síntomas ciego, multicéntrico, controlado con placebo en 487 pacientes con demencia asociada a la enfermedad de Parkinson, eva- Rev Mex Neuroci Noviembre-Diciembre, 2013; 14(6): 328-334
Ferrer Olmedo, et al. Rivastigmina en pacientes con Parkinson y trastornos cognitivos luaron la atención en el sistema cognitivo, antes y 24 sema- El diagnóstico de EP se realizó según los criterios clínicos nas después del uso de la rivastigmina, observando impor- propuestos por la UK Parkinson’s Disease Society Brain Bank: tantes beneficios en todos los aspectos de la atención: aten-ción sostenida, atención centrada, consistencia de la respuesta 1. Presencia de síndrome parkinsoniano: bradicinesia aso- ciada a rigidez o temblor de reposo o inestabilidad postural.
Wesnes, et al. realizaron en 2007 un estudio aleatorio, 2. Cumplimiento de criterios de exclusión para la EP: historia doble ciego y controlado con placebo, esta vez para estudiar de ictus repetidos con progresión escalonada, historia de los efectos de la rivastigmina en la demencia asociada con la traumatismo craneal repetido, historia de encefalitis o crisis enfermedad de Parkinson y función cognitiva y en la cual con- oculógiras, tratamiento neuroléptico o con depleción de cluye que la rivastigmina mejoró significativamente dicha fun- monoaminas, más de un familiar afectado remisión soste- ción, las quejas neuropsiquiátricas y las actividades de la vida nida, manifestaciones estrictamente unilaterales después diaria.19 Asimismo, Oertel, et al., (2008) en un estudio aleatorio de tres años, parálisis supranuclear de la mirada, signos doble ciego, controlado con placebo en 541 (362 asignados cerebelosos, alteración autonómica precoz y grave, de- al azar a la rivastigmina, 179 con placebo) pacientes con en- mencia grave precoz, signo de Babinski, tumor cerebral o fermedad de Parkinson y trastornos cognitivos demostraron hidrocefalia, respuesta negativa a dosis altas de levodopa mejoría clínica en los síntomas de la demencia, incluyendo la (excluida la malabsorción) y exposición a mptp u otra capacidad para realizar las actividades de la vida diaria.20 Teniendo en cuenta tal información y la ausencia de estu- 3. Criterios adicionales de apoyo: inicio unilateral, temblor de dios nacionales y regionales sobre este contexto, se realizó la reposo, afectación progresiva, asimetría persistente, res- presente investigación para determinar la efectividad del uso puesta excelente a la levodopa (70-100%), corea grave de la rivastigmina en los trastornos cognitivos en pacientes inducida por la levodopa, respuesta a la levodopa durante al menos cinco años y curso clínico de diez años o más.
MÉTODOS
Para la recolección de datos se diseñó un instrumento tipo encuesta validado por tres expertos, quedando estructurado Éste es un estudio descriptivo, prospectivo y longitudinal, de la siguiente manera: edad actual, sexo, edad de inicio y basado en la experiencia clínica del manejo de pacientes con tiempo de evolución de la enfermedad, tratamiento recibido, EP que asisten a consulta especializada de movimientos anor- resultados del UPDRS-III y del MMSE registrados al inicio y males del Servicio de Neurología del Servicio Autónomo Hospital Universitario de Maracaibo, durante el periodo ene- La interpretación de la información permitió reflejar cifras ro a junio de 2010. La selección de la muestra se realizó absolutas, porcentajes, medias aritméticas y desviación mediante muestreo no probabilístico; quedó representada estándar, presentada en tablas mediante el programa esta- por los pacientes con EP que presentaron trastornos dístico SPSS versión 17.0. Para estimar las diferencias entre cognoscitivos. Fueron incluidos los pacientes masculinos o los grupos se utilizó χ2 (en el caso de variables nominales) y t femeninos con edades igual o mayor de 55 años con enfer- de Student para muestras independientes (en el caso de las medad de Parkinson, excluyendo pacientes con otros diag- variables numéricas), se consideró estadísticamente signifi- nósticos neurológicos, trastornos psiquiátricos e historia de La investigación fue sometida a evaluación por la Comi- Se distribuyó la muestra de 36 pacientes con enfermedad sión de Ética del centro hospitalario, quienes calibraron su de Parkinson en dos grupos. Un número de 18 pacientes fue- apego a las declaraciones mundiales de la experimentación ron tratados con rivastigmina en parches transdérmicos 10 en animales y seres humanos, entre ellas la Declaración de cm2 durante un periodo de 24 semanas, mientras que a 18 pacientes se les administró una tableta diaria por vía oral decomponente multivitamínico, con el fin de establecer compa- RESULTADOS
raciones en la mejoría de las funciones cognitivas con ausen-cia de la rivastigmina. Se solicitó su consentimiento informado Para determinar la efectividad de la rivastigmina en el tra- tamiento de los trastornos cognitivos se estudiaron 36 pacien- Se realizó evaluación clínica neurológica consistente tes, quienes fueron incluidos en estudio de 24 semanas de en historia clínica conformada por anamnesis y examen eduración, de los cuales 18 fueron aleatorizados a rivastigmina físico minucioso con énfasis en la esfera neurológica, pos- (parches de 10 cm por 24 horas) y 18 pacientes conformaron teriormente se aplicó la escala UPDRS-III. Para el estudio el grupo comparativo. Las características de la muestra se del estado cognitivo se aplicó el MMSE. Es importante men- presentan en la tabla 1, donde se observa que entre ambos cionar que los médicos que ejecutaron la debida evalua- grupos la distribución por edad, tiempo de evolución de enfer- ción neuropsicológica no tenían conocimiento de la infor- medad, puntuación en MMSE y el UPDRS-III fue mación clínica previa de los pacientes, es decir, no sabían los que pertenecían al grupo de la rivastigmina y grupo En la tabla 2 se presenta la relación de la evaluación del MMSE entre los pacientes tratados con rivastigmina y los que Rev Mex Neuroci Noviembre-Diciembre, 2013; 14(6): 328-334
Ferrer Olmedo, et al. Rivastigmina en pacientes con Parkinson y trastornos cognitivos Tabla 1. Características de la muestra.
Tiempo de evolución dela enfermedad (años) NS: No significativo.
Tabla 2. Resultados del MMSE en pacientes con EP tratados en rivastigmina y grupo comparador.
Concentración y cálculo(10 puntuación máxima) Compresión del Lenguaje(9 puntuación máxima) NS: No significativo.
Tabla 3. Resultados del MMSE en pacientes con EP al inicio y final del tratamiento con rivastigmina.
Concentración y cálculo(10 puntuación máxima) Compresión del lenguaje(9 puntuación máxima) NS: No significativo.
recibieron la tableta vitamínica, en los primeros el promedio ± 1.2 puntos, compresión del lenguaje 7.0 ± 1.2 y 7.8 ± 2.3 en la orientación fue 5.5 ± 1.0 puntos y en los segundos 6.0 ± 1.2 puntos, fijación 2.5 ± 0.8 y 2.8 ± 0.4 puntos, concentración En la tabla 3 se presenta la relación de la evaluación del y cálculo 4.3 ± 1.7 y 5.2 ± 2.6 puntos, memoria 1.5 ± 0.2 y 2.0 MMSE al inicio y al final del estudio, entre los pacientes trata- Rev Mex Neuroci Noviembre-Diciembre, 2013; 14(6): 328-334
Ferrer Olmedo, et al. Rivastigmina en pacientes con Parkinson y trastornos cognitivos dos con rivastigmina, evidenciándose que al final del estudio En el presente trabajo se evidenció que la edad promedio la orientación obtuvo un promedio de 7.6 ± 2.2 puntos, de los pacientes fue de 63 años para ambos grupos, con un estadísticamente significativo (p < 0.0008), asimismo, la eva- promedio de evolución de la enfermedad de 8.5 para el grupo luación de la concentración y cálculo mostró un promedio 6.8 en el cual se utilizó la rivastigmina y 7.5 para el grupo compa- ± 2.5 puntos (p < 0.001) y la memoria un promedio 2.5 ± 0.5 rativo, tal como es reportado en la literatura.10,23,24 Con respec- puntos (p < 0.0001), la puntuación final fue de 23.0 ± 1.3 pun- to al deterioro cognitivo, tal situación se refleja en el estudio tos (p < 0.0001). Al final los cambios en el promedio de la donde inicialmente el promedio en la puntuación del MMSE puntuación en la fijación y en la compresión del lenguaje fue- fue inferior de 24 puntos, lo que señala alteración cognitiva grave o moderada en pacientes evaluados de ambos gru- En la tabla 4 se presenta el resultado de la escala de pos. Iguales características fueron encontradas por Schitt, et Folstein al final del estudio, entre los pacientes del grupo al. (2010) donde, en un estudio también en 24 semanas, rivastigmina y grupo comparativo, evidenciándose que el gru- encontraron alteraciones de las funciones ejecutivas antes po rivastigmina mostró mayor promedio en la puntuación de la orientación, concentración y cálculo y, memoria, con dife- Inicialmente también se observó que la edad promedio, el rencias estadísticamente significativas (p < 0.01, p < 0.01, p < tiempo de evolución de la enfermedad y la puntuación total 0.0004) en comparación con el otro grupo.
UPDRS-III fueron estadísticamente similares entre ambos gru-pos de pacientes, estos datos son relevantes al momento de DISCUSIÓN
evaluar los resultados, ya que no hubo ventaja entre los quepudieran influir en los mismos. Se observa además cómo al Los neurólogos dedicados al estudio y tratamiento de la inicio del estudio los pacientes de ambos grupos presentaron EP advierten en los últimos años un mejor control de las mani- alteraciones importantes en la orientación temporal y espa- festaciones clínicas de la enfermedad. Los problemas moto- cial, concentración, cálculo y memoria, demostrado por la baja res que han suscitado múltiples simposios y reuniones y para puntuación en MMSE. Iguales datos estadísticos en grupos los que hoy en día existen mejores tratamientos que hace controles y pacientes con tratamiento con rivastigmina fueron unas décadas, lo que ha dado paso a manifestaciones no reportados por Poewe, et al. (2006) al realizar su estudio de motoras como principal fuente de incapacidad en la enferme- aplicación de rivastigmina en pacientes con demencia aso- dad de EP avanzada. Entre ellas, la demencia o deterioro cognitivo es la más grave, por su prevalencia y sus Rodríguez, et al. (2010) concluyeron que las alteraciones cognitivas en la EP son: atención, funciones ejecutivas, me- Varios estudios han encontrado que la mayoría de los pa- moria, concentración, lenguaje, apraxia, entre otros.27 En el cientes presentan un déficit ejecutivo aislado o en combina- caso de la observación a las 24 semanas de tratamiento con ción con otras alteraciones cognitivas, como déficit de memo- rivastigmina, los pacientes mostraron mejoría clínicamente ria o de atención selectiva. En general, la alteración de las significativa en promedio de 3 puntos (MMSE), notándose res- funciones ejecutivas se señala como la disfunción cognitiva puesta favorable en las áreas más afectadas, como la orienta- más característica.5,6,8 El desarrollo de demencia tiene una ción temporal y espacial, concentración, cálculo y memoria, repercusión significativa en la evolución natural de la EP y se tales efectos también se notaron en el grupo que no recibió el ha demostrado que se asocia a una progresión más rápida de medicamento, lo que es similar a lo hallado en la literatura. Lo anterior es coincidente con lo encontrado por Cummings, et Tabla 4. Resultados del MMSE al final del estudio entre pacientes tratados con rivastigmina y grupo comparador.
NS: No significativo.
Rev Mex Neuroci Noviembre-Diciembre, 2013; 14(6): 328-334
Ferrer Olmedo, et al. Rivastigmina en pacientes con Parkinson y trastornos cognitivos al. (2007), en su estudio reportaron que los pacientes tratados REFERENCIAS
con rivastigmina, mostraron un poder de atención superior alde aquellos que recibieron placebo, así como mejorías en su 1. Ostrosky F. Características neuropsicológicas de la enfermedad de calidad de vida. A su vez observaron que rivastigmina mejoró Parkinson. Rev Neurol 2000; 30: 788-96.
la capacidad de escritura en 30% de los casos.28 2. Iranzo A. Parkinson disease and sleep: sleep-wake changes in De igual manera, en un estudio aleatorio doble ciego, con- the premotor stage of Parkinson disease; impaired olfaction and trolado con placebo en 541 (362 asignados al azar a la other prodromal features. Curr Neurol Neurosci Rep 2013: 13: rivastigmina, 179 con placebo) pacientes con enfermedad de Parkinson y trastornos cognitivos, demostraron mejoría clíni- 3. Kulisevsky J, Luquin M, Arbelo J, Burguera J, Carrillo F, Castro A, et ca en los síntomas de la demencia, incluyendo la capacidad al. Advanced Parkinson’s disease: Clinical characteristics and para realizar las actividades de la vida diaria.20 Mientras que treatment. Part II. Neurologia 2013; 20: 118-7.
Chitnis, et al. (2009) reportaron que los pacientes tratados coneste fármaco obtuvieron mejoría de 2.1 puntos en MMSE en el 4. Pascual A, Press D. Trastornos cognitivos y comportamentales en la grupo de estudio versus 0.3 puntos en el placebo.29 enfermedad de Parkinson. Rev Neurol 1999; 29: 15-27.
Siguiendo en la misma línea, autores como Almaraz, et al.
5. Moustafa A, Krishna R, Eissa A, Hewedi D. Factors underlying (2009), diseñaron un ensayo controlado aleatorizado (n = 541), probabilistic and deterministic stimulus-response learning performan- mostrando que en comparación con el placebo, la rivastigmina ce in medicated and unmedicated patients with Parkinson’s disease.
mejoró (media, 8,6 mg/d) significativamente las puntuaciones en escalas cognitiva.30 Otro hallazgo interesante, compatible 6. Fernández R, Pagonabarraga J, Martínez S, Pascual B, Campolongo por lo planteado por Kulisevsky (2013) es que ninguno de los A, Kulisevsky J. Parkinson’s disease-cognitive rating scale: pacientes tratados con rivastigmina (parche) presentaron efec- Psychometrics for mild cognitive impairment. Mov Disord 2013; 19: tos adversos, sin embargo, estudios reportan efectos secun- darios colinérgicos, concluyendo que la severidad es menorque los beneficios clínicos de la rivastigmina en los pacientes 7. Cummings J. Depression and Parkinson’s disease: A review. Am J Recientemente, Darreh, et al. (2010) concluyeron que los 8. Kulkantrakorn K, Tanyakitpisal P, Towanabut S, Dejthevaporn C, principales eventos adversos reportados con el tratamiento con Rangseekajee P, Pongpakdee S, et al. Rivastigmine patch for rivastigmina son de naturaleza gastrointestinal. Sin embargo, treatment of Alzheimer’s disease in clinical practice in Thailand.
el parche transdérmico reduce estos efectos secundarios, lo que permite a más pacientes acceder a mayores dosis terapéu- 9. Cassinelli D, Santibáñez R. Relación entre manifestaciones motoras ticas; situación demostrada en la presente investigación.15,32 y deterioro cognitivo en la enfermedad de Parkinson. Rev ecuat En relación con el perfil de seguridad de la rivastigmina, en general es favorable y la tolerabilidad ofrecida por el par-che sugiere que la administración transdérmica puede ser la 10. Sánchez J, Sayago A. Variables asociadas al deterioro cognitivo en la enfermedad de Parkinson. Rev Neurol 2001; 32: 107-111.
mejor manera de administrar este fármaco en pacientes conEP y trastornos cognitivos. En concordancia con Moustafa 11. Errea J, Ara B. Deterioro cognoscitivo en la enfermedad de Parkinson: (2013), la terapia para demencia asociada a EP es eficaz, factores de riesgo asociado. Rev Neurol 1999; 28: 439-443.
segura y tolerable y presenta pocos efectos adversos cuandosu uso es vía transdérmica, mejorando las funciones cognitivas 12. Alonso E, Esteban E, Trujillo C, Lara G, Roussó T, Cordero A. Altera- ciones específicas de la atención en estadios tempranos de la enfer- en los pacientes durante las 24 semanas de tratamiento sin medad de Parkinson. Rev Neurol 2003; 36: 1015-8.
En consecuencia, es necesario estudiar una muestra con 13. Agüera L, Ramos M, Gobartt A. Estudio comparativo de la efectivi- mayor número de casos, a fin de observar cambios en las dad y tolerabilidad de un procedimiento de escalado lento de dosis tendencias observadas y precisar mejor los valores significa- de rivastigmina en pacientes con demencia tipo Alzheimer leve o tivos encontrados; asimismo, es recomendable extender el moderada: estudio SCALEX. Rev Neurol 2008; 46: 517-24.
periodo de tiempo del trabajo para ampliar los resultados de 14. Farlow M. Update on Rivastigmine. Neurologist 2003; 9: 230-4.
15. Blesa R, Boada M, Martínez C, Gil D, Almagro D, Gobartt A. Evalua- ción de la conveniencia del cambio de vía de administración de UENTES DE FINANCIAMIENTO
rivastigmina en pacientes con enfermedad de Alzheimer. Neurol 2011;26: 145-51.
Los autores declaran que no existe conflicto de interés alguno.
16. Siddiqui M, Waqstaff A. Rivastigmine: in Parkinson’s disease dementia DECLARACIÓN DE CONFLICTOS DE INTERÉS
Los autores declaran la ausencia de fuentes de 17. McKeith I, Del Ser T, Spano P, Emre M, Wesnes K, Anand R, et al.
Efficacy of rivastigmine in dementia with Lewy bodies: A randomised, financiamiento para el desarrollo de este trabajo de investiga- double-blind placebo-controlled international study. Lancet 2000; 356: Rev Mex Neuroci Noviembre-Diciembre, 2013; 14(6): 328-334
Ferrer Olmedo, et al. Rivastigmina en pacientes con Parkinson y trastornos cognitivos 18. Wesnes K, McKeith I, Edgar C, Emre M. Lane R. Benefits of rivastigmine 26. Poewe W, Wlters E, Emre M, Onofri M, Hsu C, Tekin S, et al. Expres on attention in dementia associated with Parkinson disease. Neurology Investigators. Mov Disord 2006; 21: 456-61.
27. Rodríguez I, Cabo I, Bellas P, Sebriant E. Trastornos cognitivos y 19. Wesnes K. Rivastigmine tartrate with a focus on dementia associated neuropsiquiátricos en la enfermedad de Parkinson, Rev Neurol 2010; with Parkinson’s disease. Drugs Today 2007; 43: 349-59.
20. Kordower J, Olanow C, Dodiya H, Chu Y, Beach T, Adler C, et al.
28. Cummings J, Winblad B. Un parche de rivastigmina para el tratamien- Disease duration and the integrity of the nigrostriatal system in to de la enfermedad de Alzheimer y la demencia con enfermedad de Parkinson’s disease. Brain 2013; 136: 2419-31.
Parkinson. Expertos Neurother Rev 2007; 7: 1457-63.
21. Grinberg L, Rub U, Alho A, Heisen H. Braistem pathology and non- 29. Chitnis S, J Rao. Rivastigmina en la demencia de la enfermedad de motor symptoms in PD. J Neurol SCI 2010; 15: 81-8.
Parkinson. Drogas Metab Toxicol 2009; 5: 941-55.
22. Emre M. Treatment of Dementia associated with Parkinson’s disease.
30. Almaraz C, Conductor B, Woodruff K, Caselli B, Demaerschalk A, Parkinsonism Real Dosird 2007; 13: S457-61.
Caviedes D. La eficacia de rivastigmina para los síntomas cognitivosen la enfermedad de Parkinson con demencia. Neurologist 2009; 23. Aarsland D. Kurt M. The Epidemiology of Dementia associated with Parkinson disease J Neurlol Sci 2010; 15: 18-22.
31. Moretti R, Torre P, Volotti C, Antonello RM, Pizzolato G. Rivastigmine 24. Micheli F. Enfermedad de Parkinson. En: Micheli F, Nogués MA, and Parkinson dementia complex. Expert Opin Pharmacother 2007; Asconapé J, Fernández M, Biller J (eds.). Tratado de Neurología Clínica. 1ra Ed. Panaméricana; 2002, p. 501-30.
32. Darreh S, Jelic V. La seguridad y tolerabilidad del tratamiento con 25. Schmitt F, Farlow M, Meng X, Tekin J. Efficacy of Rivastigmine on rivastigmina transdérmica y oral en la enfermedad de Alzheimer y la executive funtion in patients with Parkinson’s disease dementia. CNC demencia con enfermedad de Parkinson. Expert Opinon Drug Safetly Rev Mex Neuroci Noviembre-Diciembre, 2013; 14(6): 328-334

Source: http://revmexneuroci.com/wp-content/uploads/2013/11/Nm136-05.pdf

Microsoft word - web page.scient….vital wrap.doc

Vital Wrap — Scientific Evidence There is significant scientific evidence that the application of heat can be effectivefor pain control, and helps to improve range of motion, and possibly wound healing. (ref. 1-4)Most insurers, including Medicare (ref 1-2), recognize the benefits of heat: as stated onthe Aetna website "general indications for therapeutic heat include pain, muscle spasm,

Copyright © 2010-2014 Pdf Pills Composition