Farmacia italiana online: acquisto cialis in Italia e Roma senza ricetta.

Sbs154_es

“Por tanto, no desmayamos; antes aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior no obstante se renueva de día en día. Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria; no mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas.” (II Co. 4:16-18) Escuchen lo que el profeta dijo al respecto: Hay gente sentada aquí en esta noche que estaba en silla de ruedas hace una o dos noches. Ellos están en pie caminando ahora. ¡Depende a lo que usted mire! Si usted
mira sus aflicciones, nunca podrá ir más lejos. Pero si mira a la promesa de Dios,
usted tiene un derecho a toda bendición redentora que Dios prometió en Su
Palabra, es suya
. Eso es cierto. El Cristiano siempre mira a las cosas que no se
ven
. [1] Ahora, el único camino por el cual Ud. será capaz alguna vez de obtener algo
de Dios es por la fe. ¿Comprenden esto? Y nosotros como Cristianos, no miramos
lo que vemos; miramos lo que creemos
(II Cor. 5:7). ¿Ven lo qué quiero decir? Lo
creemos antes de que hubiera cualquier evidencia natural. [2] Toda bendición redentora
de Dios es invisible. Aquí está la armadura completa del Cristiano: amor, gozo,
longanimidad, bondad mansedumbre, gentileza, paciencia. Todas son fuerzas
invisibles que obran en el corazón del creyente
(Gal. 5:22). Amén. Eso es cierto.
Nosotros miramos a las cosas que no vemos. Si somos los hijos de Abraham, entonces
no caminamos por vista, caminamos por fe
. Porque Abraham caminó por fe y llamó
a las cosas que no eran como si fueran. Porque Dios así lo dijo (Rom. 4:16-22). [1]
Cuando un hombre capta esa visión del Dios Invisible y sabe que Él está
siempre presente (Mat. 28:20), hay algo que estabiliza la manera de pensar de un
hombre. Estabiliza sus actos, y en tiempos de desesperación y problemas hará que él
se mantenga mirando hacia arriba de todas maneras y por encima de las cosas que
suceden a su alrededor pues él está mirando al Invisible, aún por la promesa. [3]
Ahora, hoy sólo imagine que Su Presencia que está aquí hoy. El Señor Jesús está
en otro mundo, u otra dimensión, pero hoy está aquí mismo en la forma del
Espíritu
. Su Espíritu se mezcla con nuestro espíritu. Nuestros ojos no pueden verlo,
porque son todavía son físicos, a menos que algo suceda podríamos verle en una
visión. Pero Él está aquí tan visible, tan verdadero como Él era aquel día cuando le
habló a María en la tumba, o cuando se reunió con Cleofás camino a Emaús (Lucas
24:13-35)
. Su Presencia está aquí. Puede ser sentido, sentido con aquella carga
interior que está dentro del cuerpo humano, llamado el nuevo nacimiento. El
alma le ha sido magnetizada hacia Él
.
Y de vez en cuando, cuando usted deja que su mente se concentré en Él,
creyendo en Él, después de un tiempo, una realidad, usted puede sentir que algo
barre sobre su ser
. Esta es la vindicación de Su resurrección. Esta no es una
"presunción". No es una "esperanza". Sino que para toda persona esto es nacer de
nuevo, es un “sé que es así”. Usted lo sabe. Está ahí mismo, cuando vienes a contactarte con Él. He visto santos decir, "Oh, puede que. La Presencia del Señor está cerca." Usted dice: "Bueno, hay algo." Con toda seguridad. Él está allí mismo, correcto. Él resucitó de los muertos, y Él está de pie por usted. [4] Ahora, Abraham no sólo vio al Invisible. la razón por la cual él lo creyó fue porque Dios lo dijo. "Y nosotros, al estar muertos en Cristo somos Simiente de
Abraham (Gal. 3:29) y si el Espíritu que estuvo en Cristo mora en nosotros, hará
lo mismo
. Se necesita toda promesa Divina de Dios que se encuentra en la Biblia y
llamarla siempre a tiempo presente y descansar sobre Ella. [3]
Lo invisible son las cosas reales y sempiternas. Las cosas naturales son
temporales y perecederas. A pesar de eso ponemos tanto énfasis y preocupación
por las cosas naturales, y muy poco nos preocupamos por las cosas espirituales
.
[5]
Esta mujercita, era Griega, y Sirofenicia (Mat. 15:21-28), y había escuchado de la fama de Jesús. Ahora, ¿Cómo viene la fe? Por oír, por oír la Palabra. Ella había
escuchado de Él
. Y ustedes lo saben, ella pudo haber tenido muchas cosas que le
impedían, siendo una griega. “La fe viene por el oír” (Rom. 10:17).Sabemos eso. Y
ella pudo haber tenido muchas cosas que le impedían, pero la fe encuentra un recurso
que ningún otro sabe algo acerca de ello. La Fe encuentra este recurso que nadie
puede explicar. Es algo que usted sabe. Otros no lo pueden ver, pero la fe lo ve.
La Fe ve eso, donde el ojo natural no lo puede ver. Pero el ojo interior ve esa cosa

(Ef. 1:15-18). [6]
Porque, ¿ven Uds.?, la fe puede ver lo que Dios quiere que se haga. Oh, espero
que esto penetre. Fe no se fija en el tiempo presente. Fe no ve esto aquí. La fe mira
para ver qué desea Dios, y obra según eso
. Eso hace la fe. Puede ver lo que Dios
desea, y lo que Dios desea que se logre, y por ese medio es que opera la fe
.
Fe es una visión de largo alcance. No baja su mira. Se mantiene en el blanco.
¡Amén! Cualquiera que es bueno para disparar sabe eso. ¿Ven? Que es de largo
alcance. Es un telescopio. Es un binocular, con el cual no se mira aquí alrededor. Uno
no usa binoculares para ver qué hora es; ¿Ven?, uno no los usa así. Pero se usan los
binoculares para mirar allá lejos. Y la fe hace eso. La fe levanta los binoculares de
Dios
, ambos, ambos lados, el Antiguo y el Nuevo Testamento, y ve toda promesa que
Él ha hecho. Y la fe lo ve allá lejos, y la fe escoge eso a pesar de lo que diga el tiempo
presente aquí.
Ella mira allá al final. No ajusta la mira para ver hacia acá. Ella mira allá lejos.
Ella mantiene el visor perfectamente fijo en la Palabra. Eso hace la fe. Esa es la fe que está en un hombre la que hace esas cosas. La fe ve lo que Dios ve. Y los razonamientos y los sentidos ven lo que el mundo
desea que Ud. vea. Noten el razonamiento: "Pues, sólo es el sentido humano. Es sólo
la razón de esto. Pues, ¿no es esto igual de bueno?” Eso es exactamente, cuando Ud.
hace uso de los sentidos, los cuales son contrarios a la Palabra, ¿ven?, entonces es lo
que el mundo desea que Ud. vea. Pero la fe no ve eso. La fe ve lo que dijo Dios. [7]
Encontramos muchas veces que la gente confía en sus síntomas, aunque se oré
por ellos. La fe no ve esas cosas. La fe ve lo que Dios dice. La fe no ve ningún
síntoma en absoluto. La fe rechaza ver síntomas. Usted dice, "Bueno, Hno.
Branham, si ellos están allí, ¿No deberíamos decir que ellos están allí?" "No. No,
señor."
Usted dice, "Él es el Señor que." confesión, “Él es el Sumo Sacerdote de nuestra
confesión”, Hebreos 3, y cualquiera de ustedes los hermanos saben que "confesar" y
"profesar" son la misma palabra. Entonces Él es el Sumo Sacerdote de nuestra
confesión (Heb. 3:1-2). Él no puede hacer nada hasta que primero admitamos que
Él lo ha hecho
(Heb. 4:14-16). [8]
Si usted es Cristiano y dice, "Ver es Creer." Usted nunca podrá ser un verdadero Cristiano si usted cree así. "Ya que fe es la sustancia de las cosas que se esperan, la
evidencia de las cosas que no se ven
" (Heb. 11:1-2). Usted no puede ser Cristiano
y tener que ver la cosa. Toda la armadura de Dios es sobrenatural
. El amor, la
alegría, la paz, la fe, longanimidad, benignidad, mansedumbre, humildad y el Espíritu
Santo es todo invisible. Y el Cristiano no contempla lo que él ve con sus ojos; él
contempla lo que él ve con su fe. Y su fe sólo puede estar basada sobre una cosa.
Esto es en la Palabra
. Amén. [9]
Pero depende de lo que usted está mirando. ¿Qué ve usted cuándo usted
realmente mira? Recuerden, ustedes sólo pueden verle cuando usted lo mira a
través de la Palabra
. [10]
Así que ven ustedes, Uds. deben mirar la promesa de Dios. Sin importar lo que
suceda, miren en la promesa de Dios, no es como usted lo siente, sino por lo que
Dios dijo. Ahora, esta es la fe de Abraham
. [11]
La Simiente de Abraham no mira a ninguna de las cosas naturales. Ellos
miran a lo que dijo el Señor (Gal. 3:7-9). Esa es la promesa. ¿Qué si Abraham
hubiera mirado a lo natural? A una mujer de cien años, ella tenía noventa. Y él tenía
cien, y había vivido con ella desde que ella era una muchachita, y él un muchachito, y
nada de simiente. Él no miró esas cosas. Él dijo que consideró esas cosas como si no
fuesen, porque él sólo miró a lo que Dios dijo
: “Yo te bendeciré Abraham, y Yo te
daré simiente a través de Sara” (Gen. 17:15-22). ¡Y él lo creyó! No miremos a la
oposición. Miremos a lo que Dios dijo. Dios lo dijo, eso lo concluye. [12]
El Cristiano mira lo que él no ve natural. Ahora, miren, esta es la única manera
que usted puede ser un Cristiano: Creyéndole a Dios, a quién no puedes ver (Juan
4:24; Heb. 11:6)
. Pero las cosas que son invisibles son las únicas que contienen la
realidad: las cosas invisibles
. [13]
Esto depende de lo que usted mira, la Biblia. El Cristiano, mira en lo invisible,
no lo que ve aquí, sino lo que Dios dijo. Esta es una promesa. No se preocupe de lo
que la ciencia diga o algo, es lo que Dios dijo.
Usted sabe, la gente habla acerca de síntomas. Pienso que Jonás tuvo el peor caso de síntomas que yo sepa (Jonás 2:1-8). Recuerden, él estaba en el vientre de una
ballena. ¿Pero usted sabe qué dijo aquel profeta? Él rechazó ver el vientre de la
ballena. Él dijo, "Son vanidades ilusorias. No las miraré." Él dijo, "Mas aún veré tu
santo templo." Porque cuando Salomón dedicó el templo, él oró, un hombre, un
hombre terrenal que más tarde recayó. Cuando él dedicó el templo de Dios, él oró, él
dijo, "Señor, si Tú pueblo está en problemas en algún lugar y mira hacia este
lugar santo y ora, entonces oirás desde el cielo." (1 Reyes 9:1-3; 8:28-30,35-36). Él
tenía tanta confianza en la oración de Salomón, un hombre por un templo terrenal. [14]
Y en la orilla del Jordán, cuando Dios bajó en forma de una Luz, o una Paloma, nadie vio eso, sino solamente Juan. Toda esa gente parada alrededor no lo vio. Nadie
lo vio, sino Juan. Él era el único que estaba buscando por eso, porque Dios le había
dicho que él lo vería (Juan 1:29-34; Mat. 3:13-17).
Usted sólo ve lo que usted busca. Si usted viene aquí esta noche buscando a
Cristo, usted lo verá. Si usted viene a criticar, usted tendrá mucho en su mano
para criticar. Depende de lo que usted busca. [15]
¿No es Él maravilloso? Ahora, piense, lo que queremos decir es que Ud. debe estar completamente rendido. "No soy más mi propio pensamiento. Yo no voy a pensar
como yo lo haría, Señor, voy a pensar sólo como Tú piensas, Tú prometiste que
sería sanado
(Isaías 53:4-5); y así lo creo. He rendido mi pensamiento. No voy a
pensar más en mi enfermedad. No pensaré en la enfermedad que tuve. No voy a

pensar acerca de nada sino solamente en lo que Tú dijiste."
Ahora, justo delante de usted está de pie una persona tal como usted estaba hace unos minutos; usted estaba enfermo, pero aquí hay una persona sana que está de
pie. Jesucristo está llamando a aquella persona sana más allá de eso
. Ahora, usted
sólo, por la fe, cuando usted cierra sus ojos, pasé hacia aquel cuerpo sano, luego
manténganse caminando, sólo manténganse caminando
. [16]
Vean ustedes, es vuestra fe; nunca son vuestras sensaciones. No es así de esta
forma; o si mi mano no está derecha. Eso nada tiene que ver con ello. Es mi fe la
que hace eso. ¿Ve? Justo ante nosotros vemos la imagen de una persona
perfectamente curada, por fe. Y entonces vamos paso a paso hasta que usted se
meta justamente en esa persona, y sencillamente continuamos con ello
. Ahí lo
tiene. Eso es lo que hace. Vuestra fe, no vuestras sensaciones; vuestra fe lo hace.
Pero gracias y alabanzas a Dios sean dadas. [17]
Referencias:
[1] “Háblale a la Peña” (60-0723), par. 20 [2] “Fe Sin Obras es Muerta” (50-0822), par. 24 [3] “Mirando al Invisible” (58-1003), par. 18-19 [5] “Mirando al Invisible” (59-0410), par. 17 [6] “Perseverancia” (63-0113E), par. 94-95 [7] “¿Por qué Clamas? ¡Dí!” (63-0714M), pg. 161-163, 168-170. [8] “El Resultado de Decisión” (55-1008), par. 24-25 [10] “Apartando la Mirada hacia Jesús” (63-1229E), par. 222 [11] “El Pacto de Dios con Abraham” (56-0428), par. 27 [12] “Poseyendo las Puertas de los Enemigos” (59-1108), par. 42 [13] “Señores, ¿Quisiéramos ver a Jesús” (62-0724), par. 45 [14] “Más Que Salomón Esta Aquí” (61-0412), par. 72-73 [15] “Jesucristo El Mismo” (63-0627), par. 80-81 [16] “Despierta Jesús” (63-1130E), par. 274-275 [17] “¿Qué Haré Con Jesús?” (63-124M), par. 34
“Bloque Espiritual” – Boletín de la Palabra Revelada de esta hora, es presentado a Ud. por:
Gerd Rodewald, Friedenstr. 69, D-75328 Schömberg, Alemania www.biblebelievers.de, Fax: (+49) 72 35 33 06 Publicado por “Publicaciones Palabra Hablada” del Perú, América del Sur “…viene uno con un Mensaje que cuadra perfectamente con la Biblia, y una obra rápida dará la vuelta a la tierra. Las simientes saldrán en los periódicos, en material de lectura, hasta que cada Simiente predestinada de Dios lo haya escuchado.” [Hno. Branham en C.O.D., 62-0527, pár. 179]

Source: http://biblebelievers.de/download/buildingstones/es/sbs154_es.pdf

Microsoft word - secondary heath update 11-12.doc

Confidential Secondary Student Health Update Ankeny Community School District Birth date ______________ Grade_________________________ Doctor_______________________________Hospital Preference_____________________________________ (Please complete this form, sign and return with registration.) Does the student have: Please explain "yes" answers Allergies (food, en

Volume 7-6

Petasites /Asthma Original Research Petasites hybridus (Butterbur root) Extract in the Treatment of Asthma – An Open Trial Ulrich Danesch, PhD Abstract eosinophils and neutrophils, to the airways where The efficacy and tolerability of a butterbur root they cause alterations in epithelial integrity, extract (Petadolex®) for the treatment of abnormalities in autonomic

Copyright © 2010-2014 Pdf Pills Composition